31 octubre, 2015

Los poetas de la Virgen

Virgen de Chiquinquirá
Patrona de los zulianos
Por ser vos la soberana
Nuestras vidas ampará
Y nuestras almas llevá
Por el sendero cristiano
Patrona de los zulianos
Virgen de Chiquinquirá
José Mavarez y Ramón Bracho Lozano


Los poetas de la Virgen

Hablar de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá es hablar del Zulia, es hablar de una tradición de fe que sobrepasa las tres centurias y que cada día crece más y más en el sentimiento del zuliano, pero esa fe y devoción transformada en versos y ellos acompañados de música hacen que sea multiplicada no solo en el corazón del nativo, también en el corazón del no nacido aquí, quien la asume y la lleva dentro de sí, esa devoción y fe que se manifiesta de diferentes maneras, pero que asume su forma más sublime en un verso, que hecho con un talento divino  expresa sentimientos en letras que hacen palpitar el corazón de quien lo escucha, a esas personas que con su inspiración hacen posible las alabanzas y la música que acompaña la fe a nuestra patrona va dedicado este escrito, es un sencillo homenaje a los POETAS DE LA VIRGEN.

Antes de entrar en materia debo hacer una breve reseña acerca de la aparición de nuestra sagrada imagen “la tablita” de la Virgen de Chiquinquirá, corría el año 1709 y a orillas del lago una viejecita, lavandera que acudía a realizar sus labores de lavado en aquel lago cristalino, observo un pequeño trozo de madera que le pareció apropiado para tapar la tinaja que servía como depósito de agua en su humilde casa, pasaron algunos días y en la pequeña tablita comenzó a dibujarse una imagen no muy bien definida pero que semejaba un santo, por lo que decidió no usarla más como tapa de la tinaja y la colgó en la pared de bahareque de su vivienda, pasaron algunos días y un martes 18 de noviembre la imagen a la vez que tomaba un brillo indescriptible golpeaba la pared, la mujer salió alborozada a la calle y al grito de Milagro, Milagro!!!! Anuncio al pueblo la aparición de la que posteriormente se convirtió en la Patrona del Zulia la Virgen de Chiquinquirá.
Con esa pequeña historia comenzamos entonces a recorrer lo caminos poéticos que en honor a nuestra patrona le han regalado los hombres y mujeres que con su talento pueden escribir las mas tiernas letras para expresar su profundo amor hacia la madre celestial, es así como José Ángel Mavarez y Ramón Bracho Lozano en su gaita Virgen de Chiquinquirá del año 1966 nos cuentan la historia de la aparición;

Lavando una viejecita
A orillas de nuestro lago
Ella tuvo un gran hallazgo
Pues se encontró una tablita.
Terminada la faena
A su casa la llevó
La tinajita tapó
Pa’ salvarla de la arena.

El zuliano lleva en su corazón a la Virgen de Chiquinquirá y trata de estar lo más cerca posible de ella, aún cuando no vaya a la misa, siempre ella está presente en su día a día,  pero, cuando va a visitar a la patrona, entonces todo cambia y la siente tan cercana que le produce diferentes emociones, Astolfo Romero nos lo cuenta en su Gaita Alborozo.

Cuando se lleva en el alma
La imagen de la chinita
La reluciente tablita
Inspira amor paz y calma

A San Juan de Dios
Tu recinto sagrado
Alborozado vengo a
Conversar con vos
El alma se me reboza
Pletórica de alegría
Cuando siento china mía
Que escucháis todas mis cosas.

La cercanía con la Virgen se manifiesta de diferentes maneras y le ocurre  a cada uno de nosotros al llegar a la Basílica de San Juan de Dios, es la necesidad de sentir a la Virgen muy cercana, tan cercana como un familiar en el plano terrenal, así nos lo hace ver y sentir Luis Ferrer en su gaita-poesía Chiquinquireña del año 1978

Cuando yo voy a la misa
Me coloco de manera
De que la luz mañanera
Ilumine tu sonrisa
Y se satura la brisa
De un perfume indefinible
Pone mi alma tan sensible
Que me siento como un niño
Hay veces que desespero
Al no encontrar tu mirada
Y al volver a ver tu cara
Me sonríes con cariño.

Cantarle a la Virgen nos lleva a ese mundo sublime donde la madre celestial pareciera formar parte de nuestro entorno terrenal de allí que Renato Aguirre en su gaita-poemaAurora Diamantina del año 1985, nos cuenta como finaliza la fiesta de la aurora o subida de la virgen que se realiza el primer sábado de diciembre, luego de recorrer la barriada saladillera desde las doce de la noche y hasta el amanecer. 

Desciende la luz de Dios
Sobre la ciudad dormida
Que recita enternecida
Murmullos de amor a vos
Pueblo de lucha y canción
Con su fe que se agiganta
Y te adora virgen santa
Con tan dulce devoción.

Debo comentar que son tres las fechas de la Virgen, la bajada que se realiza el último sábado de octubre, la procesión que es el día de la aparición de la patrona 18 de noviembre y la subida o aurora de la virgen que se realiza el primer sábado de diciembre, precisamente es el día 18 de noviembre día de la procesión de la virgen, el de mayor congregación de fieles y el punto de culminación de las fiestas en honor a la virgen, este preciso día Néstor “el negro” Rincón nos deja estos versos en su gaita China Chinita del año 1966:
China chinita
Los zulianos te cantamos
Y en tu feria te imploramos
Paz dicha y felicidad
Ruega por la humanidad
En esta fecha gloriosa
Oh patrona milagrosa
Virgen de Chiquinquirá


Así como la gaita viene con cada zuliano al momento de su nacimiento, también la devoción a la Virgen viene con el nacimiento y se va incrementando desde ese primer día que nuestros padres nos llevan a la casa de la Virgen, a la Basílica de Chiquinquirá y San Juan de Dios así lo cuentaAstolfo Romero en su gaita Amor Chiquinquireño: del año 1998.

Desde niño voy al templo
A rezarte una oración
Y a llenarme de emoción
Cada vez que te contemplo
Soy fiel a mi devoción
Que siento desde pequeño
Este amor chiquinquireño
Que llevo en mi corazón.

Momento especial es el día 18 de noviembre, fecha en que se celebra el día de la renovación de la tablita o aparición de la Virgen, ese día en la procesión se viven todas las emociones que un ser humano puede soportar y que tiene como punto de salida y llegada la Basílica de San Juan de Dios que está situada frente a la Calle de Las Ciencias o Calle Derecha como se llamaba en antaño hoy paseo Ciencias, el poeta Jairo Gil lo expresa de esta manera en su gaita Reina Morena del año 1966.

Mi corazón es un templo
Donde una virgen se adora
Mi pecho más la atesora
Si lejos de ella me encuentro

Entre una lluvia de flores
Se pasea una princesa
Y san Juan de dios le reza
Canticos de poesía
Yo la vi que sonreía
Placentera y satisfecha
Por la gran calle derecha
A mi pueblo bendecía.

En cada fecha de la Virgen (bajada, procesión o subida), el regalo más común es un ramo de flores, cada feligrés paga su promesa y le lleva lo que ofreció, pero las flores ocupan el lugar primordial en los regalos a la virgen, Heriberto Molina le regalo a la Virgen una gaita en homenaje a esas personas que venden las flores, el vendedor de flores del año 1998.

Tengo cayenas y rosas
Margaritas y claveles
Flores para que los fieles
Adoren mi china hermosa
Tengo gardenias preciosas
Adornadas con helechos
Y guardo dentro del pecho
La más bella y milagrosa
Flor de la luz primorosa
Que dios en el mundo ha hecho.


Es casi imposible no sentir que la Virgen es de cada uno de nosotros, que nos pertenece y que esta tan cerca solo esperando que lo solicitemos para ayudar, esa cercanía la manifiesta Jairo Gil con su gaita Dos regalos del año 1981.

No sé qué misterio habrá
Y aunque me critique usted
La virgen Chiquinquirá
Se alegra cuando me ve.
Mis ruegos y mis antojos
A ti virgen los confío
Mientras me fijo en tus ojos
Ve como lloran los míos.

En tiempos de antaño frente a la Basílica, existía una plazoleta que comúnmente la llamaban “La Placita” en ella se reunían los parroquianos y los gaiteros a esperar la salida de la Virgen, esa estampa la recoge Nelson Romero en su gaita La Placita del año 1989

Que bella está La Placita
De alegrías y oraciones
Los poetas y cantores
Le cantan las mañanitas
A nuestra Santa Chinita,
La reina de mis amores

No podríamos finalizar este escrito sin mencionar a la poetisa Graciela Rincón Calcaño autora de la letra del Himno de la virgen, de este himno tomamos la primera estrofa que nos retrata a la virgen en su paso sobre el lago posada en la media luna sobre la cual descansa de pie acompañada del niño que sostiene en su brazo izquierdo, a su lado derecho se encuentra San Antonio y a su lado izquierdo la acompaña San Andrés.

Autóctona virgen
De rostro bronceado
Mi lago encantado
Te exorne los pies
Con rizos y ondas
De armónico halago
Y reina del lago
Te digan doquier.

Finalizando con esta hermosa estrofa:

Y porque mi casta
Florezca en virtudes
Tus excelsitudes
Proclame la grey
Reina de mi tribu
Llamándote, en tanto
La dicha o el llanto
Nos colmen. Amén.

No se han incluido todos porque son muchos los poetas que le han escrito a la virgen hemos tratado de colocar aquí los que han tenido más impacto en el gusto popular, pero déjenme decirle que se necesitara mas de mil libros de muchísimas paginas para colocar todos los versos a nuestra patrona La Virgen de Chiquinquirá.

11 diciembre, 2013

LOS HERMANOS BERMÚDEZ

Hablar de los movimientos musicales del Zulia y específicamente de la Costa Oriental del Lago es remontarse a los inicios de la era petrolera (1914), Cabimas, Lagunillas, Bachaquero, solo por mencionar algunas  poblaciones que se convierten en abrigo primero de trabajadores buscando con la industria petrolera mejorar sus condiciones de vida, posteriormente sus familias, esposas e hijos vienen a acompañarlos o la consiguen en tierra zuliana y nace ese mestizaje que enriquece nuestra cultura.
Es así como gente de los estados andinos, orientales y occidentales comienza a poblar y a mezclarse con nativos del Zulia, pero cada uno de ellos junto a sus sueños y a sus esperanzas se trajo también su cultura, su música y sus ganas de compartir su identidad, es aquí donde comienza nuestra historia de hoy, en los sueños
de Agustín Ramón Bermúdez Salazar “Mano Tin” y María del Valle Salas, él del pueblo de la Guardia del Estado Nueva Esparta y ella de Tucupita, Estado Delta Amacuro, anteriormente, Territorio Federal Delta Amacuro, se encuentran en Cabimas en la década de los cuarenta del siglo XX.
Agustín Bermúdez (Mano Tin)
Ya en Lagunillas Agustín comienza su trabajo en la industria petrolera y junto a María en Campo Rojo, el destino los une y les regala cuatro hijos, que nacen todos en la cercana Cabimas, Agustín, Freddy, Osvaldo y Betty estos niños guiados por el entusiasmo de su padre y la fibra musical de su madre, quien ejecutaba el Violín y cantaba, se convierten a la edad de los siete años de Agustín, el mayor y cinco años de Osvaldo, el tercero, en “LOS TERREMOTOS” por la estridencia con la que tocaban los instrumentos propios de la gaita (Charrasca, tambora y maracas); inician sus encuen
tros musicales como todos, en todo el mundo, en la escuela, participando en cuanto acto cultural se realizara, indudablemente que sus raíces orientales los acompañaban y formaban parte de su diario quehacer, el roce con artistas orientales que visitaban a sus padres nutrían sus inquietudes y se abrían paso como embajadores musicales y culturales del oriente en occidente y cuando viajaban al oriente en embajadores de occidente en oriente, curiosa situación que solo ellos podían llevar ya que en su formación estaban conjugadas perfectamente dos culturas, pero que como niños nacidos y criados en el Zulia, también cultivaban nuestra música y cultura, podíamos decir que eran niños que con su música y canto unían el oriente con el occidente en la gran fusión de riquezas culturales que se manifiestan en Venezuela.
En el año 1972 deciden organizarse como grupo y llamarse LOS HERMANOS BERMÚDEZ, aprovechando las cualidades que cada uno posee Agustín en la percusión, armonía y canto, Freddy en las cuerdas, la composición, el canto  y las relaciones públicas, Osvaldo en las cuerdas, los coros y en lo didáctico, es el maestro del grupo y Betty adornando todo con su voz y las maracas.
Agustín la voz típica del oriente con sus matices tradicionales, Freddy el compositor y arreglista, el hombre que interpreta a través de sus composiciones el sentimiento del pueblo oriental y del pueblo zuliano, pero que le da matices a la costa venezolana y se interna llano adentro buscando complacer el gentilicio nacional, Osvaldo el hombre de las cuerdas, el que habla muy poco pero que sus manos se encargan a través de las cuerdas de expresar su sentimiento y Betty la maraquera y vos femenina que salió del grupo a cumplir su rol de madre y esposa en otras tierras, en el llano pues, Barinas.
En el año 1998 deciden crear la Fundación Cultural Hermanos Bermúdez una institución sin fines de lucro cuyo objetivo es llevar la cultura popular a los sectores de pocos recursos tanto en el Zulia, como en Nueva Esparta, esta es la verdadera esencia de este grupo, no se queda en el hoy, se prepara para el mañana promoviendo a las generaciones entre los que se cuentan sus hijos y otros muchachos de Ciudad Ojeda, donde tiene su asiento esta fundación.
Hablar de LOS HERMANOS BERMÚDEZ es hacer un viaje por Venezuela de la mano de la Gaita zuliana, de la parranda oriental, del vals, del merengue, de las diversiones y los motivos orientales, del joropo y estribillo, del polo margariteño, del galerón, de la fulía, del pasaje llanero, de la décima zuliana, de la contradanza, es VIVIR a VENEZUELA en cuerpo y alma a través de su música y de sus anécdotas.
El encuentro de un 17 de noviembre en la plazoleta de la basílica y tener el honor de cantarle a la Virgen de Chiquinquirá es el recuerdo más sublime, solo comparado a la experiencia de estar en el Valle del Espíritu Santo un ocho de septiembre cantándole a la Patrona de Oriente, la Virgen del Valle, no menos elocuente es el aplauso de pie que en el Teatro de La Ópera de Maracay recibieron de un público que lleno todos los espacios ese día.
Alejandro Figueroa, Osvaldo Bermúdez, José Mata y Freddy Bermúdez
40 años de trayectoria muestran a este grupo folclórico de la Costa Oriental del Lago como un grupo que al igual que Barrio Obrero de Cabimas estrena generaciones entre sus filas, LOS HERMANOS BERMUDEZ ya cuentan con músicos que son sus hijos y que forman esa segunda generación, seguro ellos formaran una tercera generación y así seguirá formándose el sueño que una vez por el año 1992 Freddy me dijera “La costa Oriental del Lago puede y debe tener su propia identidad musical” y ciertamente pocos lugares en el mundo tienen el privilegio de arropar tanta cultura junta, los andes, oriente, centro occidente, Zulia, todos en el mismo lugar haciendo de la cultura un modo de vida y de la música el camino para conseguirlo, cuarenta años más son pocos para la obra de estos muchachos todavía.
En su trayectoria de cuarenta largos años han recibido diferentes reconocimientos a su trabajo, entre ellos mencionamos Mara de Oro, Balancín de Oro, Balancín de Platino, Gavilán de oro, declarados Patrimonio Cultural del Municipio Lagunillas del Estado Zulia, Patrimonio Musical del Municipio Díaz del Estado Nueva Esparta, condecorados con la Orden Rafal Rincón González en su única clase por La Universidad del Zulia, Botón de la zulianidad 2012, Orden Rafael “Fucho” Suárez que otorga el Concejo Legislativo del Estado Nueva Esparta, Botón de honor Don Cecilio “Chilo” Lunar de la Alcaldía del Municipio Marcano del Estado Nueva Esparta, orden Don Tino Rodríguez otorgada por la Alcaldía de Zamora en el Estado Falcón.
Han compartido escenarios con Simón Díaz, Un solo Pueblo, Serenata Guayanesa, Cecilia Todd, Alí Primera, Reinaldo Armas, José “Cheo” Hernández Prisco, Luís Silva, Francisco Mata, Alfredo Sadel, Beto Valderrama, Pio Alvarado, Billos Caracas Boys, Cristóbal Jiménez, Reina Lucero, Quinto Criollo, Carota, Ñema y taja, entre otros; han llevado su música a Colombia y Aruba.
 Las composiciones de Freddy han sido grabadas por diferentes artistas, entre los que podemos mencionar: Teo Galíndez, Deyanira Emanuel,  Ricardo Cepeda, Jerry Sánchez, Germán Ávila, Enrique Gotera, Luis Escaray, Jaime Indriago, Omar Rojas,  Francisco Mata, Ibrahim Bracho, José “Purungo” Salazar, Oscar Arreaga, Juan Terán, Opus 4, Ensamble Horizonte, Los Compadres del Éxito, La Quinta Expresión, Los Gaiteros del Tablazo, Los Colosales, Somos, entre muchos otros.
Juver Ulacio (bajo), Osvaldo Bermúdez (arpa), Freddy Bermúdez (canta) 
La producción musical de LOS HERMANOS BERMÚDEZ se resume de la siguiente manera: 1982 Tradición Insular Vol 1, en 1984 el Vol 2 de Tradición Insular, en 1986 Semilla Criolla, en 1997 Hermanos Bermúdez 25 aniversario, en 1999 Somos Venezuela,  en 2002 Hermanos Bermúdez 30 aniversario, en 2004 éxitos de los Hermanos Bermúdez, en 2008 Con el permiso del llano, en 2011 Costa Oriental y 2012 Los Cuarentones Vol 1.

Actualmente es Ciudad Ojeda la cuna de LOS HERMANOS BERMÚDEZ, allí viven, allí están levantando a su familia y allí están fomentando un gran movimiento cultural musical, que sin duda alguna, realizara el sueño de dotar a la Costa Oriental del Lago de su propia identidad musical. 

10 julio, 2013

Tito Alberto Delgado Medina

“Debemos sembrar en nuestras nuevas generaciones, el amor por nuestras raíces;  asimismo cultivar, cuidar y difundir  de la mejor forma,  las manifestaciones culturales que nos identifican, donde nuestras costumbres y nuestra música constituyen  factores relevantes”.
Tito Delgado

Manuel Gómez y Tito Delgado
Escribir sobre la música siempre es un tema muy apasionante, pero escribir sobre los hacedores de música se convierte entonces en un reto, escribir sobre esas personas que componen el verso, que ejecutan el instrumento y que además tienen el don de interpretar un tema musical, es maravilloso. En esta edición comparto con ustedes, amables lectores, las innumerables facetas de un zuliano, a quien admiro y guardo por él, un profundo respeto, este es un hombre que nació en tierras altagracianas, en el Hornito (en área cercana  donde  hoy está instalado el Complejo Petroquímico de El Tablazo) un 4 de enero de 1940, hijo de Régulo Leonidas Delgado y de Isaura Luisa Medina de Delgado. Nuestro personaje es: Tito Alberto Delgado Medina, Economista de profesión y hacedor de música por pasión, entusiasmo éste que recoge a orillas del Lago de Maracaibo, en Los Puertos de Altagracia con la llegada del marullo y las canoas de los pescadores, que al decir del propio Tito “aprendí a escuchar décimas de los pescadores a orillas del Lago y de los vecinos en esas riberas de los Puertos de Altagracia”.
Y es que la vida de cualquier zuliano siempre está ligada al Lago, mucho más si este zuliano ha tenido el privilegio de nacer y de vivir en cualquiera de los pueblos de agua, Los Puertos de Altagracia, El Moján, Cabimas, Sinamaica, Ceuta, Santa Rita, Congo Mirador; son tantos, y todos llenos de esa magia que provee nuestro musical Lago.
Regresemos a nuestro personaje Tito Alberto Delgado Medina. Siendo muy niño su familia se traslada desde Los Puertos de Altagracia, al Campo residencial Petrolero Las 40  de Cabimas,  que perteneció a la Compañía Shell de Venezuela, posteriormente al Campo Residencial  Concordia de la petrolera Creole en Cabimas. De allí en unión de su familia va a residenciarse en el Campo petrolero de La Paz, Municipio Jesús Enrique Lossada, Luego en el año 1956 regresa nuevamente a la urbanización  Las 40 en Cabimas. En este momento este joven cuenta con 16 años de edad, y hasta este día sus encuentros con la música sólo se circunscriben a la época de vacaciones que transcurren en Los Puertos de Altagracia, a orillas del Lago, acompañado con la música del Marullo y el canto de las décimas de los pescadores en su faena; digo hasta este día, por cuanto al lado de la Urbanización Las 40 existe una urbanización construida en aquel tiempo por el Instituto  Banco Obrero, hoy Inavi; en una de las esquinas de esta urbanización se reunía y aún se reúne un grupo de jóvenes (hombres y mujeres) para cantar e improvisar la gaita zuliana, villancicos y algunas danzas de moda por ese año 1956; a esta esquina, sus integrantes y a la casa hoy como ayer la han nombrado La esquina del Barrio Obrero, y los jóvenes aquellos son los integrantes fundadores del
Patrimonio Musical del Zulia “El Conjunto Barrio Obrero de Cabimas”, entre estos jóvenes se encuentran, por mencionar solo algunos, Ramón Herrera, Héctor y Alberto Silva Narváez, junto a ellos “Chavelo”  José Isabel Silva, el padre de esa dinastía Silva Narváez y su esposa la señora Carmen Narváez de Silva.
José A. Delgado, Tito Delgado, Nixón Paredes,
Ovelio Arias
Tito en este momento, no ejecuta ningún instrumento; pero el empuje de estos nuevos amigos y el ansia de dar rienda suelta a esa inquietud musical que lleva por dentro, unido al momento grato del regalo de su primer cuatro “con clavijas de madera” como insiste el propio Tito, lo lleva a rasguear por primera vez un cuatro y de allí constituirse en un ejecutante de este instrumento musical tan querido en Venezuela, pero; debemos unir esta afición por el cuatro con un encuentro que en la emisora Radio Mara de Maracaibo, ocurrió por el año 1954 en ocasión de acompañar a un primo para la entrega de un comercial para una botica, al llegar a la emisora se encuentran con un señor de tez morena, “enfluxao” y de sombrero, que solicita al primo de Tito le preste el cuatro, al recibir el instrumento este señor, lo rasguea, entona una melodía, lo entrega y se va, luego se entera que el hombre enfluxao, es nada más y nada menos que Don Jesús Reyes “Reyito”, autor entre otras de la famosa danza, Maracaibo en la Noche.  Pues bien, ya tenemos a un Tito Delgado estrenándose como ejecutante del cuatro en una novísima agrupación que con el correr de los años seria emblema del Zulia, El Conjunto Barrio Obrero de Cabimas, donde aún cierra filas.
En el año 1965 Tito graba por primera vez como solista con el Barrio Obrero de Cabimas una gaita de Johnny Parra y Zapata “Oh Madre Mía; en esa misma época, participa en la grabación de la gaita”Cantares Venezolanos” de Alberto Silva Narváez y de la misma forma tiene participación en el coro de la conocida  danza: Así es Maracaibo
 La inquietud de  Tito Delgado por la música, como solista, corista,  y hasta como ejecutante del cuatro es manifiesta;  pero también se mueve hacia al terreno de la composición, es así, como se escriben los primeros versos, se hacen los primeros ensayos para incursionar en el mundo de la autoría; en el año 1972, finalmente, le graban sus primeras gaitas, Pa’viaje  y El Cazador, las cantan Pedro Delgado y Alexi  Delgado respectivamente.  “El Disfraz” es otra gaita  de su autoría cantada por Pedro Delgado como solista, ésta es una gaita en la  que ella misma protesta por los cambios que ya se observaban con la llamada “evolución” de la gaita; el estribillo dice así:
A que no me conocéis
Con el disfraz que ahora tengo
No veis como estoy sufriendo
Con este trato inhumano
Yo soy la gaita mi hermano
Que casi me estoy muriendo,
Porque está el zuliano viendo
Que ahora me toca quienquiera,
Coge me dan contra el suelo
Y me toca de otra manera”.

Siempre en la búsqueda de algo más y tratando de encontrar sus propias raíces Tito empieza a componer décimas y la primera tiene que ver con una serenata fallida en la que el Papá de la homenajeada los corre de la puerta, narrar esa noche en verso impulsa aún más la afición por este género zuliano; pero es en el año 1981 cuando uno de los grandes compositores del Zulia, Jairo Gil, lo alienta a que ofrezca sus décimas de manera que sean incluidas en las grabaciones de su conjunto de siempre, Barrio Obrero. Alberto Silva Narváez para la época director del conjunto se anima, y se graba por primera vez una décima con instrumentos de gaita, debo decir que a partir de esa fecha el Conjunto Barrio Obrero graba una o dos décimas en cada temporada gaitera. Acerca de este acontecimiento comenta “Se abre una gran ventana que me permitió proyectar la décima como género musical zuliano que interpretada con los instrumentos propios de la gaita y algún bandolín no llega a perder su esencia,  por el contrario, se hace más galana, más bonita”.

Pero, ¿qué es la décima?; En palabras del mismo Tito. “En el caso de la Espinela, es la forma de ordenar diez  versos octosílabos con una estructura de  rima específica, nos serviría para cantar al amor, a lo Divino, describir vivencias o hechos históricos, expresar pensamientos; en fin es una forma hermosa de hacer poesía”. Entonces preguntamos a Tito, ¿qué es música? “Es el arte de ordenar sonidos para así lograr melodías musicales, que traen como resultado una expresión agradable por su caricia al oído”. Como quiera que los inicios y toda la trayectoria de Tito Delgado se ha desarrollado en un ambiente gaitero, le preguntamos su definición de gaita, y nos dijo: “La gaita de furro que es la que generalmente hacemos y cantamos en épocas decembrinas, en días de feria o de encendido de luces, es una de las expresiones poéticas genuinas del pueblo zuliano, que tiene por característica darle una singular alegría a la fiestas navideñas”, agrega, “La gaita de furro, es el género musical zuliano que más ha evolucionado, se le llama también Gaita Maracaibera y se debe diferenciar de la Gaita de Tambora, de la Gaita Perijanera y de la Gaita de Santa Lucia, así como de las Tamboreras”.

De esta manera sencilla, como sencillo es nuestro pueblo, mostramos las definiciones que el propio Tito Delgado hace de su arte y el arte de muchos y grandes zulianos, este zuliano como mencionamos anteriormente nace en La Villa Altagraciana es decir, en los Puertos de Altagracia. hace de Cabimas su terruño adoptivo; allí nacen sus hijos y allí fija residencia junto a esposa Lupe, procrean tres hijos un varón y dos hembras, dicho en buen “maracucho” las hembritas con su mamá apoyan el trabajo del padre y del  esposo y el varón lo acompaña y forma parte de la agrupación Barrio Obrero de Cabimas, como primera tambora, si, ésa que se toca de lado, que debe ser bien difícil para unas manos como las mías, pero para profesionales, es más sencillo que mil bolívares en cobritos.

Hemos narrado de la trayectoria de Tito Delgado como compositor de gaitas y de décimas, músico ejecutante del cuatro y como intérprete de gaitas y de décimas, pero también ha incursionado en la composición de villancicos que es un canto navideño propio de otras regiones de Venezuela, no del Zulia, le brinda entonces al niño Jesús su aguinaldo más representativo: Aguinaldo al niño, aquí su estribillo:

Un barquito viene
Arriando la vela
Y una luz revuela
Por borda de proa
Y hacen mil canoas
Un extenso velo
Al niño del cielo
Llegando a Isla e´ Toas

Durante la última década ha cosechado varios  premios y reconocimientos por sus méritos y por su  labor como compositor, entre otras y solo por mencionar algunas tenemos:

·         Primer Premio en Concurso musical el Zulia y sus Recursos con la Décima “Nigale el Gran Zapara” en el año 2007.
·         Primer Premio con la Gaita “Patrona de Santa Rita” en el Primer Festival una Gaita para La Virgen del Rosario de Aránzazu en el año 2001.
·         Premio con la Gaita “Los cinco de oro” como compositor e intérprete en el Primer Concurso Nacional de Gaita “Diez gaitas para Venezuela”.
·         Premio; Ricardo Aguirre “El Monumental”;  que otorga La Gobernación Del Estado Zulia. Año 2007
·         “Orden al Mérito Cultural en su Primera Clase, Doctor Rafael Rincón González”; que otorga: “La Universidad del Zulia”

Como títulos representativos de su producción podemos mencionar:

Mis noches y tú. Décima.
El sí que ansío. Décima.
Zozobrar con la esperanza. Décima.
Bella navidad. Decima en forma de glosa.
Heroínas Altagracianas. Décima.
Homenaje al Padre Vílchez. Décima
A lo Lejos. Décima.
Hoy como ayer. Décima.
Flor de Resurrección.  Décima.
Quisiro como quisiera. Décima.
Los cinco de Oro. Gaita
Legendaria Guajira. Gaita
Viva la Zulianidad. Gaita
Virgen de Altagracia. Gaita
Como olvidar a Chinco. Gaita
Maracaibo Patrimonial. Gaita
100 años de Sobre Palmas. Gaita

Hablar de la larga lista de composiciones que nos ha presentado Tito Delgado, nos llevará algún tiempo, sin embargo, es muy gratificante mencionarles que cada día es más prolífica su musa, es más creativa su pluma y es más sencilla su forma de ser y de hacer.
   
Quiero compartir con ustedes fragmentos de Bella Navidad, ésta es una décima en forma de glosa, grabada por el Conjunto Barrio Obrero de Cabimas en dos ocasiones, la primera como canta autor el mismo Tito y la segunda versión interpretada por María Teresa Chacín en ocasión del álbum doble preparado por el Conjunto Barrio Obrero de Cabimas en la celebración de sus 50 años, esta décima se inicia con la cuarteta siguiente:

El lucero que está allá
Cambia de miles colores
Como vos cambiáis de amores
Cuando llega navidad...



Diciembre mes de alegría
Mes de amistad de reencuentro
De él amor que trae dentro
La llegada del mesías,
Una madrugada fría
Alguien dijo es navidad
Pero la luna se va
Navegando con su luz
Y dejo al niño Jesús
El lucero que está allá.

Para estar completo con los diferentes géneros a continuación les dejo el coro de la Gaita Los Cinco de Oro, homenaje a los cinco instrumentos principales de la gaita; Taparas (maracas), cuatro, furro, charrasca y tambora

Veinte semillas le puse
De capacho a las taparas,
Pa´que el cuatro acompañara
Con su tremolar sonoro
El  furro y su espiga de oro
Con la charrasca es primor
Y el repique del tambor
Le marca la pausa al coro.

Primera cuarteta de la gaita:

El que diga que tocar
gaita es pura tontería
que toque el furro algún día
a ver cuánto va a aguantar…

Hablar de Tito Delgado es hablar del Zulia entero, es ir de lo sublime a lo divino en el verso de una décima, en la cuarteta de una gaita, es sumergirse en la cálida caricia de su voz como cantador de versos, pero sobre todo es sentir al zuliano humilde, de gran corazón y querendón de sus raíces, fiel defensor de las costumbres y tradiciones que la providencia nos regaló, es un fiel defensor de nuestra idiosincrasia, es el padre amoroso, el músico  a tiempo completo, el amigo incondicional  y el hacedor de nuevas generaciones musicales en su faceta de instructor y supervisor de actividades propias de Fundagraez (Fundación para la Academia de la Gaita Ricardo Aguirre González del Estado, Zulia), además de Cazador y deportista en sus tiempos juveniles.

Muy bien, ésta es la semblanza de un zuliano que ha hecho de la música su manera de expresión, que nos demuestra que querer al Zulia no es una moda, es también una forma de vida que se lleva en el alma cada día, cada hora, cada instante y que se adorna en cada verso que se escribe, en cada nota que nace del instrumento y en la fuerza vocal que se imprime; este es el Zulia, eso somos los zulianos.

En ocasión de presentar a Tito Delgado en el programa de radio que realizo los Domingos en la emisora de La Universidad del Zulia, LUZ Radio 102.9, Freddy Bermúdez uno de los grandes músicos de Venezuela escribió esta décima y la coloco en la red WhatsApp, esto provoco que Francisco Javier Yoris contestara también en décima y Lennier Medina también hizo lo propio, estas décimas las coloco para que ustedes las disfruten como lo hicimos nosotros.

Freddy Bermúdez
Glorias a zulianidades
Por su labor cultural
Interprete coloquial
Del Zulia con sus bondades
Hay tantas celebridades
En el cielo del folkor
Que expanden en su fulgor
La décima con agrado
Y en ese espectro sagrado
  Tito es la estrella mayor
                                                Freddy Bermúdez
                                   Tito es la estrella mayor
Francisco Yoris
Lo dijo Pedro Palmar
El que expreso en su cantar
Constancia de un pescador
El dijo que es el mejor
Décimista de estos lares
Pues Tito con sus cantares
Le da a la décima altura
Y lleva nuestra cultura
Navegando en siete mares
Francisco J. Yoris.

Tito es la estrella mayor
Del firmamento zuliano
Quien con un cuatro en la mano
Se vuelve un amesnador
Del destellante folklor
Que lo lleva cual saeta
Por su sangre de poeta
De la décima es baluarte
y fulguroso estandarte
de la tierra de Urdaneta
                                                                                               Lenier Medina